Mons. Araya llamó al nuevo sacerdote a ser “fiel y fuerte hasta el final”

Cruz del Eje (Córdoba) (AICA): En una celebración presidida por el obispo de Cruz del Eje, monseñor Ricardo Araya, en la basílica Nuestra Señora de los Dolores, el sábado 21 de abril fue ordenado sacerdote el joven Juan Pablo Díaz. En su homilía, el obispo destacó el ejemplo del Santo Cura Brochero, y le deseó al nuevo sacerdote un ministerio “fiel y fuerte hasta el final”.
El obispo de Cruz del Eje, monseñor Ricardo Araya, presidió el 21 de abril en la basílica Nuestra Señora de los Dolores la ordenación sacerdotal del diácono Juan Pablo Díaz.

En ocasión del Domingo del Buen Pastor, el obispo recordó que “es Dios quien nos reúne, quien nos acompaña, atiende y cuida. Dios, pastor, es quien comparte nuestra propia vida en Jesús, hasta tomar sobre sí nuestro sufrimiento”.

Dirigiéndose al nuevo sacerdote, expresó: “Juan Pablo, hoy se hace sensible, visible en la Iglesia por el sacramento del orden, que Jesús Buen Pastor, que te conoce desde siempre, te llama por tu nombre y te dice ‘Ven y sígueme’. Y vos respondés ‘Sí, Señor, aquí estoy, envíame”.

“Se te invita a aceptar un don, a decir que sí a un regalo. Muchos te han ayudado a lo largo de un camino que no se interrumpe, que continúa. Un camino de transformación a lo largo de tu vida. Muchos te han ayudado ya: tu familia, el obispo que te acercó a este ministerio, tienen la dicha de acompañarte en este preciso momento. Te ayudó también el seminario y el rosario. Te ayudó tu presbiterio, tus amigos, la gente de tu parroquia de origen y la gente de tu parroquia de pastoral actual. Te ayudó la gente sencilla de tu diócesis”, destacó.

“Serás configurado en medio del pueblo de Dios por un nuevo sacramento, configurado a Cristo, haciéndote participar de modo particular en la potestad del Padre de santificar, de enseñar y de pastorear, poder que tiene el mismo Jesús Buen Pastor”, afirmó monseñor Araya, y advirtió que “cuando aceptas este don aceptas conocer a las ovejas, dar la vida por ellas, y salir a buscarlas por todas partes”.

“El desafío es que seas un sacerdote sencillo, simple, ordinario, equilibrado. Un sacerdote común, con el corazón abierto a dios y a los hermanos, con un corazón como el de nuestro patrón, el Santo Cura Brochero”.

“Conocer, gastar la vida y buscar”, sostuvo el prelado, y llamó al nuevo sacerdote a “ser fiel al encuentro personal con el Señor y al acompañamiento espiritual. Que te dejes acompañar espiritualmente. Deseo de corazón que logres fraternas relaciones con los sacerdotes jóvenes, que pidas consejo a los sacerdotes con más experiencia, y seas cercano con todo el pueblo de Dios, sobre todo a esos que Dios ama con preferencia”, añadió.

Finalmente, deseó en nombre de la Iglesia de Cruz del Eje, que “con humildad y corazón de pastor sepas escuchar y captar lo que realmente le pasa a la gente. Que puedas llegar a ser un experto en el arte del discernimiento pastoral, y así seas signo de la misericordia de Dios, que tus palabras y tus gestos muestren el rostro maternal de la Iglesia para alegría y esperanza de todos”.

“Fiel y fuerte hasta el final”, aconsejó, como decía Brochero: “Me felicitaría si Dios me saca de este plantea sentado confesando o explicando el Evangelio”, concluyó.+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados