Buenos Aires (AICA): Una placa en honor de Fray Mamerto Esquiú fue descubierta el miércoles 16 de mayo en la galería principal del recinto del Senado de la Nación. Este espacio de la Cámara Alta había sido bautizado el año pasado con el nombre del “Orador de la Constitución”, pero no pudo instalársela porque el área se encontraba en refacción.
Una placa en honor de Fray Mamerto Esquiú fue descubierta el miércoles 16 de mayo en la galería principal del recinto del Senado de la Nación.

Ese espacio de la Cámara Alta había sido bautizado el año pasado con el nombre del religioso catamarqueño y “orador de la Constitución”, pero no pudo instalarse la placa alusiva porque el área se encontraba en refacción.

Estuvieron presentes en el acto el senador nacional e impulsor de la iniciativa, Dalmacio Mera, el senador nacional Oscar Castillo y la diputada nacional Silvana Ginocchio. También estuvieron presentes el ministro de la Corte Suprema de la Nación, Horacio Rosatti; el constitucionalista Daniel Sabsay y representantes de la Orden Franciscana de Catamarca.

“Es un verdadero orgullo para los catamarqueños consagrar con el nombre de nuestro santo franciscano para que ilumine y acompañe la actividad legislativa del Senado de la Nación”, dijo Mera en su discurso.

El fraile franciscano nació el 11 de mayo de 1826 y falleció el 10 de enero de 1883, con 56 años. Tuvo un importante papel para que la provincia de Catamarca adoptara la Constitución Nacional y también participó de la redacción de la Carta Magna de la provincia.

Luego de vivir 16 años fuera de la Argentina, Mamerto Esquiú fue llamado a reordenar la orden franciscana en el país. En 1880 fue elegido por el papa León XIII obispo de Córdoba, servicio que cumplió hasta su muerte, ocurrida en un paraje catamarqueño mientras volvía a su sede episcopal luego de una visita pastoral a La Rioja.

El 16 de diciembre de 2006, el papa Benedicto XVI lo declaró venerable.+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados