Continúa el debate: “Los no nacidos no tienen más voz que la de los propios legisladores”

Continúa el debate en el Congreso de la Nación sobre los proyectos de legalización del aborto. En la jornada de ayer, jueves 3 de mayo, se llevó a cabo el 7º plenario de comisiones, en el que hubo veinte expositores a favor de las dos vidas.

Alejandro Bulacio, abogado y magíster en ciencias políticas, dio comienzo en la mañana explicando por qué el embrión es persona y parte de la comunidad política: “el individuo es soberano”. Y concluyó: “Los no nacidos no tiene más voz en el debate que la de los propios legisladores”. El abogado Ignacio Ezequiel Alterini se respaldó con la ley 23.849, la cual indica: “Se es niño desde la concepción”, y aclaró: “De sancionarse las iniciativas no superarían los test de constitucionalidad”.

Gabriel Flores, médico y director de bioética en la Federación Pentecostal, defendió los valores de los argentinos indicando: “Si la Argentina es una nación con valores profundos ¿quién nos impuso esta discusión?”. Por la tarde, Bernardo Affranchino de la Fundación Nuevo Nacimiento, expuso en la misma línea: “Nuestros valores hablan de lo que somos”. “¿El valor vida es el mismo en todos los casos?”.

Andrea Dos Santos, representante del Hogar de Niños "El Buen Samaritano”, defendió a los niños abandonados y pidió que se facilite la adopción. Gabriel Ballerini, pastor y director de Bioética de ACIERA, recodó argumentos proabortistas y remató: “Abortar no es una conquista social, es un delito y un acto de extrema violencia”.

Doris Lozada, médica ginecóloga de la provincia de San Luis, confesó: “Los médicos frente a la embarazada vemos dos pacientes”. Y en la tarde, Zelmira Bottini de Rey, pediatra del Instituto para el Matrimonio y la Familia, UCA apuntó: “El aborto es la opción que acarrea más daño”. “La adversidad es parte de la vida, se puede resignificar el imprevisto y hasta la violencia”.

Por su parte, la psiquiatra Viviana Duarte de Massot habló de las consecuencias negativas del aborto, entre ellos los trastornos emocionales y afectivos: “Los síntomas del aborto son identificables por todo el personal calificado” y “los más comunes son la ansiedad y el desasosiego”. En el mismo marco, la médica Cecilia Otero resaltó el diálogo bioquímico que se da entre la madre y el hijo, que es “una interacción que comienza en el momento de la concepción”.

Marcelo Riera, ex Ministro de Salud de San Luis, se preocupó por la planificación sanitaria a largo plazo: “¿Qué enfermedades resignaremos para atender otras?”. “El aborto en nuestro país no es el principal problema sanitario”, destacó, y advirtió que es importante tenerlo presente a la hora de asignar recursos económicos y humanos.

La diputada francesa de En Marche, el partido que lidera Macron, Paula Forteza confesó: “Ninguna mujer concurre con alegría al aborto, siempre es un drama”. Mientras que, por la tarde, Segolene Du Closel docente e investigadora de la misma nacionalidad testificó: “No conozco a ninguna mujer arrepentida de haber llevado a cabo un embarazo, sí a muchas mujeres desconsoladas por haber abortado”. Y manifestó lo ocurrido en Francia desde que el aborto es legal: “Por avanzar con el aborto se fue restringiendo la libertad”, enfatizó.

El constitucionalista Gregorio Badeni hizo hincapié en los tratados internacionales que protegen la vida desde la concepción. Le dijo a los legisladores: “No violen la Constitución, si no les gusta cámbienla” y agregó “si es que quieren vivir en un estado de derecho”. Por su lado, Ignacio de Casas, abogado y magíster en DDHH se preguntó: “¿El estado tiene alguna obligación, surgida del derecho internacional, de legalizar el aborto?”. Ante la negativa, destacó que son muchos los países que hoy lo penalizan.

Gabriel Maino, doctor en derecho de la UCA, se ocupó de resaltar el derecho de las madres: “Al derecho a la vida no se le puede sobreponer ningún derecho de la madre”. “La mitad de ellas son vulnerables”. Y concluyó: “Estos proyectos no solucionan esa vulnerabilidad la profundizan”.

A continuación, un resumen de las exposiciones a favor de la vida elaborado por Notivida:

TURNO MAÑANA
Alejandro Bulacio (Abogado, Mag en Cs. Políticas): Explicó por qué el embrión es persona y parte de la comunidad política. Considera que sobre su cuerpo “el individuo es soberano”. “La elección de la mujer es antes de la procreación”. “La despenalización por razones sociales es una capitulación del estado”. “Los no nacidos no tiene más voz en el debate que la de los propios legisladores”.

Andrea Dos Santos (Hogar de Niños "El Buen Samaritano): Refirió su vida personal -dijo ser “hija de bastarda”- y la lucha de sus padres por acoger a niños abandonados, junto a los que se crio. Habló de los latinoamericanos mestizos. Dio el ejemplo de Cuba, un país que no crece poblacionalmente y que toma al aborto como un método de regulación de la menstruación. Pidió que se facilite la adopción.

Viviana Duarte de Massot (Psiquiatra): Habló con solvencia de las consecuencias negativas del aborto, esas que afectan a las mujeres, a su entono y a los agentes que intervienen. “Los síntomas del aborto son identificables por todo el personal calificado” y “los más comunes son la ansiedad y el desasosiego”. Hay trastornos emocionales y afectivos, alteraciones conductuales y problemas de relación, explicó. Afirmó que “el cerebro de la mujer registra el embarazo, desde el primer momento, más allá de que sea deseado o no”. Remató pidiendo “legislar a conciencia con los datos de la ciencia”.

Gabriel Flores (Director de Bioética en la Federación Pentecostal): “Como médico soy provida”. “La vida comienza con la concepción y el aborto es terminar con una persona”, “la embriología lo marca claramente”, refrendó. “Si la Argentina es una nación con valores profundos ¿quién nos impuso esta discusión?” a lo que agregó: “Es una agenda impuesta por grupos poderosos del poder económico que quieren despoblar el país y quedarse con nuestros recursos”.

Doris Lozada (Ginecóloga, San Luis): Dijo que desde hace 20 años hace ecografías prenatales y mostró imágenes del niño en desarrollo. “Los médicos no podemos negar la evidencia”. “Hay tres actores principales en la trama social que hoy nos trajo hasta acá: las mujeres (con sus múltiples problemáticas), los médicos (garantes de la vida), el ser humano en gestación”. Los médicos frente a la embarazada “vemos dos pacientes” y seguimos paso a paso, junto a la madre, el desarrollo del feto.

Ignacio Ezequiel Alterini (Abogado, UA): “El plexo normativo vigente protege a la persona desde la concepción”. Mencionó los tratados internacionales y recalcó que “la jerarquía constitucional la alcanzan en las condiciones de su vigencia”. “Se es niño desde la concepción” (ley 23.849). “De sancionarse las iniciativas no superarían los test de constitucionalidad”.

Marcelo Riera (ex Ministro de Salud de San Luis): “Estar a favor de las dos vidas no es sólo una expresión”. “¿Cuál es la planificación sanitaria a largo plazo? ¿qué enfermedades resignaremos para atender otras?”. “El aborto en nuestro país no es el principal problema sanitario”, destacó, y advirtió que es importante tenerlo presente a la hora de asignar recursos económicos y humanos.

Paula Forteza (diputada de En Marche, el partido que lidera Macron): “Ninguna mujer concurre con alegría al aborto, siempre es un drama”, expresó reiterando las palabras de Simone Veil, impulsora de la primera ley de aborto en Francia (1975). Habló de los incentivos que hoy se dan en Francia para tener un tercer hijo y coligió que pueden convivir “políticas profamilia y probaorto”. Dijo que en Francia se prohibió el Cytotec con el que hacían los abortos, pero van a permitir el uso del misoprostol en dosis más reducidas.

Cecilia Otero (Médica): Repasó las muchas cosas que sobre el inicio de la vida han quedado claras a lo largo del debate. También mencionó como puntos aclarados categóricamente el marco jurídico y el síndrome post aborto. Resaltó el dialogo bioquímico que se da entre la madre y el hijo, que es “una interacción que comienza en el momento de la concepción”. Contó una experiencia familiar: la mamá se despertaba gritando todas las noches mientras soñaba que nadaba, finalmente descubrió que su abuela había tratado de abortarla, entonces explicó que ese es el “síndrome del sobreviviente”.

Mario Turzi (Defensoría de la Vida Humana): Dijo que el marco jurídico –que en Argentina protege el derecho a la vida- reconoce lo que la ciencia demuestra. Recordó la esclavitud y la explotación comercial de seres humanos. Acentuó que son principios supremacistas y eliminacioncitas. Destacó que los médicos argentinos, en general, no quieren ser cómplices en la violación de los derechos de la persona por nacer. “No puede haber personas disponibles y personas que puedan disponer de ellas”.

TURNO TARDE

Bernardo Affranchino (Fundación “Nuevo Nacimiento”): “Nuestros valores hablan de lo que somos”. “¿El valor vida es el mismo en todos los casos?” “Es un debate sobre la supremacía de los derechos de unos sobre los de los demás”. Platicó sobre la “prevención del embarazo”.

Adriana Gullerian (Lic. en nutrición, Fundación Barceló): Describió la vida embrionaria y los mecanismos nutricionales necesarios para la subsistencia del niño en gestación. “La madre provee, a través de la placenta, los nutrientes que el embrión necesita”. “Hay complejos mecanismos de suministro de alimentos que en la mujer se preparan desde la adolescencia”.

Pablo Barabaschi (Pastor de la Iglesia Bautista de Plottier): Habló “desde sus convicciones cristianas”. Distinguió entre “estado laico” y “estado ateo”. Afirmó que los cristianos defienden las dos vidas. “El mundo que Dios crea es inteligible”. “Tenemos que tratar de legislar sobre lo que es bueno y verdadero”. “Cada persona fue creada a imagen de Dios”, en eso estriba su dignidad.

Lorena Bauza (Grávida): Narró que la mamá no supo que estaba embarazada hasta la semana 11 y que le habían hecho radiografías por otros temas, así que los médicos le indicaron abortar. Los padres decidieron seguir adelante y “lloraron de alivio al verla en el parto”. Ella se inclinó finalmente por abrazar la tarea que realiza y desde Grávida acompaña a las embarazadas en riesgo y también “a las que abortaron y necesitan sanar”.

Gregorio Badeni (Constitucionalista): Hizo hincapié en la Declaraciones de las Academias Nacionales de “Derecho y Ciencias Sociales”, y de “Ciencias Morales y Políticas”. Se refirió a los tratados internacionales que protegen la vida desde la concepción. Recordó el fallo “Elvira Sánchez” que obligó a indemnizar a una abuela por el nieto por nacer. Le dijo a los legisladores: “No violen la Constitución, si no les gusta cámbienla” y agregó “si es que quieren vivir en un estado de derecho”.

Segolen Du Closel (Docente e investigadora): “No conozco a ninguna mujer arrepentida de haber llevado a cabo un embarazo, sí a muchas mujeres desconsoladas por haber abortado”. Habló de las distintas leyes que fueron ampliando la legalización del aborto en Francia. Puntualizó cómo se fue coartando en Francia la objeción de conciencia de los médicos con el “delito de obstrucción al aborto”. “Por avanzar con el aborto se fue restringiendo la libertad”, enfatizó.

Gabriel Ballerini (Pastor, director de Bioética de ACIERA): “Yo estoy a favor de las dos vidas”. “El que está a favor de la despenalización del aborto no está a favor de las dos vidas”. Recordó distintas expresiones vertidas en el debate: “la vida comienza en la semana 14”, “el embrión no escribe poemas”, “el embrión es una larva”, y tras eso concluyó que “el progresismo agnóstico invoca una ideología alienada de la realidad científica”. “Ya sabemos que la tierra es redonda y que la vida humana comienza en la fecundación”, subrayó. “Abortar no es una conquista social, es un delito, es un acto de extrema violencia”. “Que Dios fuente de toda razón y justicia ilumine a los legisladores”, remató.

Ignacio de Casas (Abogado con master en DDHH): Arrancó con la pregunta: “¿El estado tiene alguna obligación, surgida del derecho internacional, de legalizar el aborto?” Anticipó que esa obligación no existe y destacó que son muchos los países que hoy lo penalizan. Mencionó, con ejemplos puntuales,la forma en que se han expedido los organismos internacionales y señaló que ninguno ha pedido la legalización del aborto.

Zelmira Bottini de Rey (Pediatra, Instituto para el Matrimonio y la Familia, UCA): “En los proyectos, me ha llamado la atención el impacto que tendrían para nuestra profesión”. La labor del médico queda reducida a una mera “prestación de servicios”, “es sólo el efector”. El médico tendría que tener la opción de mostrar, por ejemplo, la ecografía, tendría que poder proponer “aceptar al hijo”. “El aborto es la opción que acarrea más daño”. “La adversidad es parte de la vida, se puede resignificar el imprevisto y hasta la violencia”.

Gabriel Maino (Dr. en Derecho, UCA): Recalcó que al derecho a la vida no se le puede sobreponer ningún derecho de la madre. Eso no implica, aclaró, “que no tengamos déficit en los derechos de las madres”, “la mitad de ellas son vulnerables” y a eso “se deberían abocar” los legisladores. “Estos proyectos no solucionan esa vulnerabilidad la profundizan”, “perpetúan el sometimiento de las mujeres en el caso de las niñas y adolescentes”.+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados