Mons. Lozano: “Cuidemos las dos vidas, los más débiles también tienen derechos”

San Juan (AICA): “Cuidemos las dos vidas, madre e hijo. Los más débiles y frágiles también tienen derechos aunque no puedan hablar todavía”, afirmó el arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Lozano, al instar a seguir participando de las iniciativas y de las instancias de oración con la consigna “Vale toda vida”.
El arzobispo de San Juan de Cuyo explicó que en el misterio de la Santísima Trinidad se entiende que “Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo” y destacó que “su presencia en nuestra vida no tiene vuelta atrás”.

“La vida de cada uno de nosotros tiene su origen en el corazón de Dios. Como expresa el profeta Jeremías: ‘Antes que te formaras en el seno de tu madre, yo te conocía’. Con belleza el papa Benedicto XVI predicó: ‘Cada uno de nosotros es el fruto de un pensamiento de Dios. Cada uno de nosotros es querido, es amado, cada uno es necesario’”, subrayó en su columna semanal.

El prelado afirmó que “por eso insistimos en la consigna ‘Toda Vida Vale’” y ratificó: “Todos estamos llamados a la existencia por amor. Nadie sobra”.

“Cuidemos las dos vidas, madre e hijo. Los más débiles y frágiles también tienen derechos aunque no puedan hablar todavía. Sin embargo pueden comunicarse. Los latidos de su corazón con su propio grupo sanguíneo, su correspondiente y singular ADN, sus movimientos en el vientre materno son su manera de dar el presente”, recordó.

“Entre esos débiles, que la Iglesia quiere cuidar con predilección, están también los niños por nacer, que son los más indefensos e inocentes de todos, a quienes hoy se les quiere negar su dignidad humana en orden a hacer con ellos lo que se quiera, quitándoles la vida y promoviendo legislaciones para que nadie pueda impedirlo”, sostuvo citando al papa Francisco, y agregó también con palabras del pontífice: “No es progresista pretender resolver los problemas eliminando una vida humana”.

Monseñor Lozano invitó a “seguir rezando para que tomemos conciencia de la gravedad de la situación” y propuso que el jueves 31 de mayo, en la que se celebra la Visita de María a su prima Santa Isabel, se exponga el Santísimo Sacramento en todos los templos de la arquidiócesis, desde las 8 hasta la misa vespertina.

“En las misas de esa tarde invitamos a recibir la bendición a las mamás embarazadas, y a traer a los niños nacidos en los últimos meses para dar gracias a Dios por el don de la vida recibida. Te esperamos. Sigamos participando porque ‘Vale toda vida’”, concluyó.+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados