Año jubilar por los 300 años de la muerte de San Juan Bautista de la Salle

Roma (Italia) (AICA): “Unidos como lasallanos con un solo corazón, un compromiso, una sola vida”, es el lema del año jubilar por los 300 años de la muerte de San Juan Bautista de la Salle, que la familia lasallana celebrará a partir del 17 de noviembre de 2018.
“Unidos como lasallanos con un solo corazón, un compromiso, una sola vida”, es el lema del año jubilar por los 300 años de la muerte de San Juan Bautista de la Salle, que la familia lasallana celebrará a partir del 17 de noviembre de 2018.

“Unidos como Lasallistas con un solo corazón, un compromiso, una sola vida”, es el lema del año jubilar por los 300 años de la muerte de San Juan Bautista de la Salle.

El hermano Robert Schieler FSC, superior general del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas lo anunció a través de un comunicado y señaló que “este tiempo de gracia se iniciará el 17 de noviembre de 2018, fecha en que se recuerda la dedicación del santuario de San Juan Bautista de la Salle en la casa generalicia de Roma; y se extenderá hasta el 31 de diciembre de 2019”.

Durante el tiempo jubilar también se celebrará el Año de las Vocaciones Lasallanas, tal como lo designó el Instituto, siendo ocasión propicia para poner la mirada en la obra y legado que dejó el santo francés y que perdura en el tiempo.

El hermano Schieler convocó a la familia lasallana a vivir este año especial a través de obras concretas de caridad: “Un año de jubileo ofrece la oportunidad de expresar nuestra fe a través de acciones concretas a favor de los más necesitados. Los invito a todos a celebrar el jubileo por medio de actos prácticos de bondad y servicio a los más jóvenes que anhelan misericordia y compasión”.

El superior general del Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas recuerda a la vez que el año jubilar es tiempo para peregrinaciones, donde el objetivo “es visitar lugares imbuidos de significado espiritual y la experiencia de la presencia de Dios”.

“Animo a cada uno de ustedes a convertirse en peregrino durante el año jubilar. Deje que su peregrinación lo lleve ‘más allá de las fronteras' a los lugares que lo inspiren con un sentido de la presencia de Dios y a las personas pobres y vulnerables que son ocasiones de encontrar a Jesucristo”, agrega.

El hermano Schieler concluye el comunicado invitando a la familia de La Salle a vivir y celebrar con alegría este tiempo especial: “Celebremos con alegría el año jubilar como una expresión de nuestro compromiso de vivir el Evangelio y la misión lasallana, unidos como lasallanos con un solo corazón, un compromiso, una sola vida”, que es justamente el lema que identificará el jubileo.

San Juan Bautista de La Salle
Nació en Reims, Francia, el 30 de abril de 1651, en un hogar de familia noble y de valores cristianos. Su educación trascurrió en el colegio Bons-Efants y en el seminario de San Sulpicio en París. Tras obtener la licenciatura de Teología en la Sorbona, es ordenado presbítero; tenía 27 años de edad.

Tras la muerte de su director espiritual, el padre Nicolás Roland, fundador de la Comunidad de las Hermanas del Niño Jesús -dedicada a la educación de los niños más necesitados-, el padre Juan Bautista se hace cargo de las religiosas. Allí tuvo su primer contacto con la educación de los más pobres.

En 1680 comienza a reunirse con un grupo de maestros en la casa de su familia, dándoles la mejor formación pedagógica y cristiana. Al año alquila una casa en la Calle Nueva, parroquia de San Esteban, donde se traslada con sus discípulos. Así nació la Comunidad de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, que tuvo como epicentro de su carisma la educación.

Parte del legado de San Juan Bautista de La Salle fue la introducción de la enseñanza grupal de los niños, acercando también la educación a los más necesitados. También promovió un nuevo modelo educativo con más caridad, ya que por entonces la educación se caracterizaba por los castigos físicos. El fundador de las Escuelas Cristianas animó una formación guiada por el amor a Dios, inculcando las enseñanzas cristianas, el amor al prójimo, y dándole gran importancia a la oración. Una herencia que hoy perdura en los 5 continentes donde está presente la Familia Lasallana.

Juan Bautista falleció en Rouen el 7 de abril de 1719. Fue beatificado por el papa León XIII el 19 de febrero de 1888 y canonizado por el mismo pontífice el 24 de mayo de 1900. +

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados