El clero de Formosa a los legisladores: “Salvemos a cada niño no nacido”

Formosa (AICA): El obispo de Formosa, monseñor Vicente Conejero Gallego, junto con los sacerdotes de la diócesis, enviaron una carta a los diputados nacionales y a los senadores de la provincia de Formosa para pedirles, en este momento de grandes decisiones, “salvemos a cada niño no nacido”. Además, los invitaron a participar de la marcha del domingo 10 de junio a las 16 con la consigna: “Formosa le dice ‘No al aborto’ Salvemos las 2 Vidas”.
El obispo de Formosa, monseñor Vicente Conejero Gallego, junto con sacerdotes de la diócesis, enviaron una carta a los diputados nacionales y a los senadores de la provincia de Formosa.

En su mensaje, recordaron la responsabilidad que las decisiones de los legisladores tienen sobre la vida de los argentinos. En ese sentido, destacaron que la Iglesia en la Argentina no está “en contra de un debate sobre el aborto o sobre cualquier otra cuestión que haga a la dignidad de cada persona, a la búsqueda del bien común y de la convivencia de los ciudadanos”, porque “es bueno escuchar todas las voces”.

“Para nosotros, el niño que se está gestando en el vientre de una madre, desde ese mismo momento es un ser humano digno, inalienable e inviolable. Está en todo él la bendita simiente de Dios de quien es su imagen y semejanza en el mismo momento de fecundarse. Un niño nunca es negociable como no lo es ningún ser humano. Y menos aún cuando se quiere matarlo con el aborto”, afirmaron.

Por eso, pidieron: “Salvemos a cada niño no nacido. Cambiemos el aborto por adopción”, y añadieron: “Tengamos el valor de ponernos de parte de todos los niños, pero especialmente de los más pobres e indefensos no nacidos y darle a cada niño la oportunidad de amar y ser amado. Así llevaremos la justicia social y la paz a nuestra Patria”.

Finalmente, convocaron a diputados y senadores a participar de la marcha del domingo 10 de junio a las 16, que partirá frente al monumento de Evita y parroquia Sagrada Familia en el circuito 5, con la consigna: “Formosa le dice ‘No al aborto’ Salvemos las dos Vidas”.+

Texto completo de la carta
Los curas de Formosa queremos enviarles esta carta como pastores que vivimos junto a nuestro Pueblo y en especial a los pobres.

Sabemos que estamos en momentos de grandes decisiones de temas que hacen a la vida de los argentinos y en especial de los pobres y despojados, víctimas de la injusticia social y de la corrupción. Ustedes como legisladores tienen responsabilidades –quizás mayores- en cuanto a la justicia social, el FMI, la escuela de gestión pública y privada, el trabajo, la soberanía alimentaria, los movimientos populares, la vida del niño por nacer.

Todos estos temas nos preocupan a los que somos cristianos. En particular ahora, queremos expresarles nuestro pensamiento sobre la vida de un niño en el vientre de su madre.

La Iglesia en la Argentina –desde el más humilde hasta el Papa Francisco- no está en contra de un debate sobre el aborto o sobre cualquier otra cuestión que haga a la dignidad de cada persona, a la búsqueda del bien común y de la convivencia de los ciudadanos. Es bueno escuchar todas las voces. En este sentido ha sido buena la escucha en la cámara de Diputados de más de setecientas personas en la diversidad y pluralidad de pensamientos.

Para nosotros, el niño que se está gestando en el vientre de una madre, desde ese mismo momento es un ser humano digno, inalienable e inviolable. Está en todo él la bendita simiente de Dios de quien es su imagen y semejanza en el mismo momento de fecundarse. Un niño nunca es negociable como no lo es ningún ser humano. Y menos aún cuando se quiere matarlo con el aborto.

Personalmente y como cristianos seguidores de Jesús, de un estilo humano y tierno, y de una conducta y ética de vida, apostamos siempre por la vida. Siempre seguiremos haciendo todo lo necesario por salvar a un niño no nacido y a su madre que luego carga con este dolor en su alma y en su pecho.

Una muerte por aborto marca en su fuero interno a quien lo realiza y lo permite. Nosotros somos silenciosos testigos de esto especialmente de las madres pobres y también de las que tienen más recursos. Dialogando y buscando caminos no violentos, no solo salvamos una vida sino una culpa que acosa permanentemente a nuestras hermanas mujeres del pueblo formoseño que culturalmente fueron educadas con estos valores de la vida.

La mujer en la comunidad católica es muy valorada y querida. Son verdaderas columnas que escuchamos, respetamos y queremos mucho. Ellas son mujeres fuertes que viven postergando sus vidas en favor de los demás, en los lugares más sensibles de la sociedad y de la comunidad eclesial: los enfermos, la catequesis, los niños, la trata de personas, las drogas, la familia, Caritas, los niños especiales. Siempre servidora. Como dice el libro de los Proverbios: “Su lámpara no se apaga ni de noche”.

Creemos que la mesa, la comida y los abrazos de los formoseños y argentinos son infinitos. “Salvemos a cada niño no nacido”. Cambiemos el aborto por adopción. Que los niños que viven en el vientre de sus madres puedan nacer y encontrar un hogar donde serán acogidos con alegría, amados con ternura –como Ustedes y como yo cuando nacimos-, y tengan vida como la de nosotros. La riqueza de los pobres –nos dicen las mujeres- son nuestros hijos. Tengamos el valor de ponernos de parte de todos los niños, pero especialmente de los más pobres e indefensos no nacidos y darle a cada niño la oportunidad de amar y ser amado. Así llevaremos la justicia social y la paz a nuestra patria.

Dios es padre y también cuida de ustedes. Estamos los curas de Formosa a disposición de Uds. siempre para dialogar este y otros temas que hacen a la vida de nuestro pueblo, de nuestras hermanas y hermanos formoseños.

Queremos finalizar esta carta invitándoles a participar de la marcha del domingo 10 de junio a las 16 que arranca frente al monumento de Evita y parroquia Sagrada Familia en el circuito 5, bajo la consigna: “Formosa le dice ‘No al aborto’ Salvemos las 2 vidas”.

Nuestro abrazo y nuestra bendición.
+José Vicente Conejero (obispo de Formosa)
Presbíteros Feliciano Ibarrola (vicario general) Francisco Nazar (vicario de los pueblos originarios) Luis E. Canessin (vicario para la Educación Católica)+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados