Laicos de Zárate-Campana: “¡No olvidemos los derechos de las dos vidas!”

Campana (Buenos Aires) (AICA): El Departamento de Laicos de la diócesis de Zárate-Campana expresó su deseo de que “en lugar de poner en debate la vida de un inocente y el sufrimiento de una madre, se trate de trabajar y promulgar leyes y programas para proteger y acompañar esa vida en gestación, desde su inicio y a esa madre en riesgo” y exhortó a no olvidarse de “los derechos de las dos vidas”.
El Departamento de Laicos de la diócesis de Zárate-Campana expresó su deseo de que “en lugar de poner en debate la vida de un inocente y el sufrimiento de una madre, se trate de trabajar y promulgar leyes y programas para proteger y acompañar esa vida en gestación, desde su inicio y a esa madre en riesgo”.

Lo hizo en un comunicado con el título “Respetemos y cuidemos toda vida humana”, en la que los laicos manifestaron: “Vale toda vida” y exhortaron a no olvidarse de “los derechos de las dos vidas”.

“Estamos convencidos de que si trabajamos todos juntos en esta tarea, el aborto no será más una opción y podremos tener así, una sociedad civilizada en la que se respete y valore la vida humana, desde su inicio en el vientre materno hasta su fin natural, sin importar su condición, tanto al más fuerte, como al más débil”, sostuvieron.

Texto del comunicado
Somos, simplemente, familias, jóvenes, laicos en general, comprometidos con el bien común, desde nuestro estado de vida, que queremos levantar la voz a favor del respeto, defensa y cuidado de TODA vida humana, en cualquier etapa de su desarrollo, sea en el vientre materno, en la silla de ruedas o en el lecho de muerte. Juntos decimos: Vale Toda Vida.

Ya, en el siglo en que vivimos sabemos que la vida humana comienza, de modo asombroso, desde el mismo instante de la fecundación en el vientre materno. Hasta un niño pequeño sabe que esto es así, porque es la vida misma que nos llama a quererla y protegerla desde el instante que se hace presente en este mundo. Los millares de testimonios en situaciones difíciles, que han apostado por la vida y que se quieren ocultar, sólo Dios sabe con qué intención, expresan la alegría y la esperanza que trae toda vida en el vientre de una mamá, llegue en el momento que llegue, deseado o no. Dar vida, es dar luz.

Pero también, la muerte inesperada de un hijo en el vientre, nos hace conocer el dolor insoportable que acompañará durante toda la vida a ese padre y a esa madre, porque no es una cosa, una célula o un órgano que ha muerto, es un HIJO.

Es por eso, que deseamos, que en lugar de poner en debate la vida de un inocente y el sufrimiento de una madre, se trate de trabajar y promulgar leyes y programas para proteger y acompañar esa vida en gestación, desde su inicio y a esa madre en riesgo. No olvidemos los derechos de las dos vidas!

Estamos convencidos que si trabajamos todos juntos en esta tarea, el aborto no será más una opción y podremos tener así, una sociedad civilizada en la que se respete y valore la vida humana, desde su inicio en el vientre materno hasta su fin natural, sin importar su condición, tanto al más fuerte, como al más débil.+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados