Mons. Conejero Gallego: “Los gestos y palabras del Papa irradian luz y paz”

Formosa (AICA): El obispo de Formosa, monseñor José Vicente Conejero Gallego, describió su experiencia al visitar recientemente al papa Francisco y expresó su convencimiento pleno de que “su trayectoria magisterial, como sucesor de Pedro, Vicario de Cristo, va marcando el camino de la Iglesia en el mundo de hoy”.
El obispo de Formosa, monseñor José Vicente Conejero Gallego, describió su experiencia al visitar recientemente al papa Francisco en el Vaticano, donde tuvo “el don y la gracia de estar y encontrarme, abrazar y saludar, dialogar y compartir” con el sucesor de Pedro.

“Quiero dar testimonio de que su persona, sus gestos y palabras irradian una luz y una paz que, sin duda alguna, proceden de Dios. Ciertamente se cumple en él el mandato de Jesús, el mismo que dio a Simón Pedro: Y tú, después que hayas vuelto, confirma a tus hermanos”, destacó.

“Una vez más, he podido experimentar su cercanía, su acogida cordial y fraterna, su bondad y caridad cristiana”, afirmó en su editorial en el periódico diocesano Peregrinamos.

El prelado expresó su convencimiento pleno de que “su trayectoria magisterial, como sucesor de Pedro, Vicario de Cristo, va marcando el camino de la Iglesia en el mundo de hoy.

“Y esto, precisamente por ser fiel y permanecer en el amor de Jesucristo, por ser dócil a la voz del Espíritu Santo que guía y conduce los designios de Dios Padre en la Historia de la Iglesia, y de la humanidad; pues, la Iglesia de Jesucristo, con aquél que la preside en la caridad, es sacramento universal de unidad y de salvación para todo el mundo”, fundamentó.

“Qué hermosas y claras son las señales que iluminan el camino de la Iglesia en su peregrinar hacia el Reino celestial: Iglesia en salida, misionera hasta los confines de la tierra; gozosa, por anunciar la alegría de la Buena Noticia de la salvación a todos los hombres; misericordiosa, que acoge y comparte los gozos y angustias de la humanidad, especialmente de los más pobres y excluidos; custodia de la vida y de la creación; en fin, una Iglesia que exhorta a la vocación de la santidad para testimoniar la gloria y el amor de Dios a los hombres. Estas son las claras señales que marcan nuestro peregrinar”, subrayó.

Monseñor Conejero Gallego invitó a rezar por el papa Francisco, como él mismo pide en reiteradas ocasiones, y concluyó dirigiéndose al pontífice: “Gracias, Padre; gracias, Jesucristo; gracias, Espíritu Santo, por haber concedido a tu Iglesia y a la humanidad un digno y humilde sucesor de Pedro, que con amor y paciencia confirma en la fe a sus hermanos”.+

Texto completo de la editorial

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados