El obispo y el clero de Azul ratifican su disposición a recibir a niños no deseados

Azul (Buenos Aires) (AICA): El obispo de Azul, monseñor Hugo Salaberry SJ, y el clero diocesano reiteraron que están dispuestos a recibir a los niños no deseados y hacerse cargo de ellos, al invitar a la comunidad a rezar por la vida el próximo domingo 8 de julio y participar de la misa con esa intención que la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) celebrará ese a día a las 11 frente a la basílica de Luján, con la consigna #ValeTodaVida.
El obispo de Azul, monseñor Hugo Salaberry SJ, y el clero diocesano reiteraron que están dispuestos a recibir a los niños no deseados y hacerse cargo de ellos, al invitar a la comunidad a rezar por la vida el próximo domingo 8 de julio y participar de la misa con esa intención que la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) celebrará ese a día a las 11 frente a la basílica de Luján, con la consigna #ValeTodaVida.

El prelado y los sacerdotes recordaron que durante la celebración del Domingo de Ramos, se expresaron mediante un documento público “acerca del drama del aborto” que se debate en el país.

“Aunque defender la vida es un desafío de todo ser humano, como creyentes que celebramos en la Pascua el triunfo definitivo de Jesús frente a la muerte, estaremos siempre y en todas las circunstancias a favor de la vida. Nunca la muerte es una solución. Vale toda vida”, sostuvieron.

“Se discute legalizar el aborto: recordamos que las leyes nos hacen crecer en humanidad y nos sacan del reino de la selva en la medida que protegen al más débil frente al poderoso”, aseguraron.

Monseñor Salaberry y el clero de Azul señalaron que “esta encrucijada obliga a tomar posición: por un lado una mujer embarazada que duda, parientes o amigos que aconsejan, y profesionales que necesariamente intervienen y por el otro, un niño por nacer, indefenso e inocente”, y aseveraron: “Nosotros ya decidimos”.

“Considerando la cantidad de personas que desean un niño y no lo pueden tener, el aborto es una afrenta a esas familias. Por todo esto, el obispo y el clero estamos dispuestos a recibir a los niños no deseados y hacernos cargo de ellos”, concluyeron.+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados