Falleció el presbítero Sergio Medina, párroco de Inmaculada Concepción de Burzaco

Lomas de Zamora (Buenos Aires) (AICA): El presbítero Sergio Gustavo Medina, párroco de la Inmaculada Concepción de Burzaco, falleció a los 53 años ayer en un accidente de tránsito en la provincia de Salta, según informó el obispado de Lomas de Zamora. El obispo diocesano, monseñor Jorge Lugones SJ, celebró anoche la misa en acción de gracias por su vida y pidió “que la Virgen, que es madre de los sacerdotes, lo tenga con Jesús, sumo y eterno sacerdote”.
En la jornada de ayer, el obispado de Lomas de Zamora informó el fallecimiento en un accidente de tránsito en Salta, del presbítero Sergio Gustavo Medina, de 53 años, párroco de la Inmaculada Concepción de Burzaco. La misa de acción de gracias por su vida fue presidida ayer por el obispo diocesano, monseñor Jorge Lugones SJ y concelebrada por los obispos auxiliares, monseñor Jorge Torres Carbonell y monseñor Jorge García Cuerva, y el vicario general, presbítero Hugo Barrios, entre otros sacerdotes.

Durante la celebración eucarística monseñor Lugones, anunció: “Cuando un sacerdote muere con la estola puesta, siendo fiel al ministerio, nos sentimos unidos en Jesús y damos gracias por el servicio sacerdotal del padre Gustavo”

Al colocarlo en las manos de la Virgen, deseó a la comunidad que “se fortalezca en esta pascua del padre Gustavo, y que podamos discernir estos signos de los tiempos que nos muestra Dios, sobre todo en los jóvenes, cuando un sacerdote joven parte, quién va a asumir la bandera de la continuidad de este servicio pastoral”, completó.

El presbítero Hugo Barrios, se encargó de predicar la homilía y recordó sus años en el Seminario con el padre Medina: “compartimos varios apostolados y la pastoral vocacional, su alegría siempre estuvo presente”, evocó. “A nosotros nos embarga la tristeza de su ausencia física, pero él ya está gozando de la alegría y la paz plena de la eternidad; que también nosotros podamos asimilar la gracia que Jesús resucitado nos quiere regalar a todos”, indicó.

“Que Dios premie todos los gestos de generosidad que tuvo Gustavo, y las fragilidades están en las manos de Dios Padre misericordioso, que conoce todo, y a nosotros nos dé la alegría y el entusiasmo de seguirlo a él, como lo hizo Gustavo”, concluyó.

El presbítero Sergio Medina había nacido el 16 de junio de 1965 y fue ordenado sacerdote por el obispo de entonces, monseñor Desiderio Collino, el 15 de agosto de 1994, en la catedral Nuestra Señora de la Paz.

Antes de su función como párroco en la Inmaculada Concepción de Burzaco, se había desempeñado como párroco de Nuestra Señora de Luján de Longchamps, y en Nuestra Señora de Luján de El Jagüel. Actualmente era asesor del movimiento Encuentro Matrimonial, luego de ser durante muchos años asesor de la Acción Católica y capellán diocesano de Adisca, el movimiento scout de la diócesis

Con el padre Medina iban en el auto siniestrado en la ciudad de Rosario de la Frontera, Salta, el matrimonio de David y Karina Leguizamón, presidentes del movimiento Encuentro Matrimonial, del cual el sacerdote era el actual asesor, y quienes se recuperan en un hospital del lugar.+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados