La Comisión de Migrantes llamó a ocuparse del grave problema de la trata

Buenos Aires (AICA): En vísperas del Día Mundial contra la Trata, que se conmemora el 30 de julio, la Comisión Episcopal de Migrantes e Itinerantes de la Conferencia Episcopal Argentina envió un comunicado en el que expresa su preocupación por el “grave problema” de la trata y tráfico de personas.
Con el título “El nuevo rostro de la esclavitud”, y próximos al Día Mundial Contra la Trata, que se conmemora el 30 de julio, la Comisión Episcopal de Migrantes e Itinerantes de la Conferencia Episcopal Argentina hizo un llamado especial a las autoridades, en los diversos poderes y niveles de gobierno.

“La experiencia diaria nos demuestra que esta forma moderna de esclavitud está escandalosamente difundida causando indecibles sufrimientos humanos, especialmente a propósito de la trata con fines sexuales, el trabajo esclavo, el comercio de órganos y otros flagelos que sufren hombres, mujeres y niños”, expresaron.

“Las organizaciones criminales, dedicadas a la trata de personas, eligen mayoritariamente a las víctimas entre las personas que hoy tienen escasos medios de subsistencia y aún menos esperanzas para el mañana y, sobre todo, usan de las rutas migratorias para esconder a sus víctimas entre los migrantes y los que buscan refugio”, advirtieron.

Como Comisión Episcopal de Migrantes e Itinerantes, invitaron a todos los ciudadanos e instituciones “a incrementar la conciencia de la creciente necesidad de ayudar a las víctimas de estos crímenes; a acompañarlas por un camino de reintegración en la sociedad y de restablecimiento de su dignidad humana; a llevar el bálsamo de la misericordia divina a quienes sufren; a aunar esfuerzos para su prevención”.

Además, llamaron especialmente “a las autoridades, en los diversos poderes y niveles de gobierno para que, preocupados por este grave problema, se ocupen y atiendan, con persistencia y seriedad, el drama de la trata y tráfico de personas, a través de políticas públicas y legislaciones precisas”.

Finalmente, citaron al papa Francisco, rezando “para que el Señor convierta el corazón de los traficantes –qué palabra fea: traficantes de seres humanos- y brinde la esperanza de recobrar su libertad a cuantos sufren por esta plaga vergonzosa”.+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados