Mons. Aguer: "Aborto y política en la Argentina"

La Plata (Buenos Aires) (AICA): El arzobispo emérito de La Plata, Mons. Héctor Aguer, como lo había anunciado, continuó con sus reflexiones semanales en el programa Claves para un Mundo Mejor. En el que se emitió el sábado 30 de junio por Canal 9, dedicó su comentario a la relación entre la política y el aborto que se da en la Argentina.
El arzobispo emérito de La Plata, monseñor Héctor Aguer, como lo había anunciado, continuó con sus reflexiones semanales en el programa Claves para un Mundo Mejor. En el que se emitió el sábado 30 de junio por Canal 9, dedicó su comentario a la relación entre la política y el aborto que se da en la Argentina.

Comenzó señalando que recientemente el Presidente de la Nación mostró su satisfacción por haber habilitado sobre el aborto un “debate histórico propio de la democracia. Tales fueron sus palabras. Además invitó a dirimir las diferencias con respeto. En mi humilde opinión la única diferencia que habría que dirimir es esta: '¿lo matamos o no?'. "Obviamente -aclaró- me refiero al niño por nacer, al microscópico embrión, al embrión de 14 semanas, y también al que pasó las 14 semanas especialmente si tiene alguna discapacidad o se presume que será un niño con capacidades diferentes como decimos ahora”.

Aquí el prelado hizo un paréntesis para decir: “Me impresionó, me conmovió muchísimo tantas veces en mi vida pastoral escuchar a madres que dicen 'la felicidad de mi vida fue este chico, un chico con síndrome de Down'. Y aun los que ya no son chicos y tienen 30 o 40 años. Esa madre dice: 'este chico fue la alegría de mi vida'. Ahora tenemos la posibilidad de liquidarlo antes de que nazca, y así liquidar la felicidad de muchas madres”.

Estafa moral
Con referencia a la ley que tuvo media sanción en la Cámara de Diputados de la Nación, monseñor Aguer recordó que “el padre Pepe Di Paola dijo que se había consumado “una estafa moral” y tiene razón porque la aprobación del aborto no figuraba en la plataforma de los principales partidos políticos gobernantes y de quienes han votado en ese sentido".

Préstamo del FMI
"Además, el padre Pepe apuntó también a la coincidencia con el préstamo que la Argentina recibió del Fondo Monetario Internacional (FMI). Yo no me atrevería a hacer sobre esto una aseveración pero recuerdo sí, claramente, que los organismos internacionales de crédito suelen supeditar la ayuda financiera a un país a la adopción de medidas antinatalistas. Hace décadas, Estados Unidos se manifestó así mediante el famoso Informe Kissinger de modo que esto no es algo traído de los pelos. Pero veo que aquí hay algo mucho más serio”.

Veto de Tabaré Vázquez
El arzobispo emérito volvió a recordar que “hace unos años el Presidente del Uruguay, Tabaré Vázquez, vetó la ley de aborto que había aprobado el Congreso de ese país. Un hombre que no es creyente, que procede de la izquierda, lo hizo porque es un médico y no un empresario. En cambio nuestro presidente que es empresario vetó la ley que retrotraía las tarifas de los servicios públicos a índices más razonables para dejar bien ajustado el cinturón que asfixia a la gente más pobre”.

La masonería enemiga jurada de la Iglesia
Ya en el tramo final de su comentario, monseñor Aguer se detuvo en la presencia de la masonería en la vida argentina. “Últimamente -dijo- apareció otro ingrediente que no quiero dejar pasar. El diputado Carlos Gustavo Roma, diputado de Tierra del Fuego de la coalición gobernante, en un reportaje que dio en Haití, en Puerto Príncipe, lo pueden encontrar por Internet, dijo que él es masón. Hasta último momento, este señor Roma, estuvo con el pañuelo celeste dando a entender que iba a votar en contra del proyecto abortista. A último momento se sacó el pañuelo y votó a favor. En ese reportaje el señor Roma dijo que es masón y que en el actual Gobierno Nacional hay ministros, secretarios de estado, diputados, senadores y jueces que son masones y que el actual Gobierno proclama los principios de la masonería y que la masonería está creciendo en estos días”.

“A propósito de la masonería digamos que desde 1717, cuando aparece la masonería moderna, ella fue la enemiga jurada de la Iglesia Católica y la Iglesia comprendió que era así. Desde el papa Clemente XII con la encíclica “In Eminenti”, pasando por la famosa encíclica “Humanum Genus” del papa León XIII, que tiene como subtítulo “sobre la secta de los masones”, hasta una última declaración en tiempos del papa San Juan Pablo II de la Congregación para la Doctrina de la Fe donde se dice que es incompatible la pertenencia a la masonería con la fe católica. Esta es la cuestión”.

“Y ahora resulta -concluyó monseñor Aguer- que según el diputado Roma, estamos gobernados por masones. ¡Macri lo hizo, alerta votantes!”.+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados