Mons. Han Lim Moon “¿Disfrutamos lo que el Señor nos ha multiplicado?”

San Martín (Buenos Aires) (AICA): El administrador apostólico de San Martín, monseñor Han Lim Moon, reflexionó sobre el Evangelio del domingo 29 de julio, la multiplicación de los panes y los peces. “¿Disfrutamos la alegría de compartir con nuestros hermanos lo que el Señor nos ha multiplicado?”, cuestionó a la comunidad.
Monseñor Han Lim Moon, administrador apostólico de San Martín, reflexionó sobre el Evangelio de la multiplicación de los panes y los peces, en este 29 de julio, el 17º domingo durante el año. “¿Disfrutamos la alegría de compartir con nuestros hermanos lo que el Señor nos ha multiplicado?”, cuestionó a la comunidad.

Recordó cómo los discípulos razonaron “en forma lógica, matemática, económica”, en especial Felipe, al mencionar que con 200 denarios no alcanzaría para darles de comer a los cinco mil hombres allí presentes. Y el prelado de San Martín se identifica con aquella postura: “Normalmente pensamos así pero no tenemos en cuenta la capacidad y la intervención posible de parte del Señor”.

Luego, señaló la actitud de Andrés, “desanimado, desalentado”, al ver que solo contaban con cinco panes y dos pescados. Pero, luego del milagro, surge una tercera actitud, de parte de la gente, que mencionó monseñor Han Lim Moon: “Al ver que habían comido muy bien, querían hacer a Jesús rey, ¿para qué? Para que Jesús sea el solucionador fácil y constante de su vida terrenal y no ir mucho más que eso”.

El obispo de San Martín invitó a detenerse en la “ofrenda agradable”, y a entregar en manos del Señor “lo poco que tenemos”, y al mismo tiempo en dar gracias a Dios, “todo lo que tenemos, lo tenemos gracias a Dios”, afirmó. Aseguró que esta actitud “nos hace profundamente optimistas”.

Otro punto que destacó monseñor Han Lim Moon del Evangelio, es la alegría de los discípulos de compartir y disfrutar de la multiplicación de los panes. Aquí mencionó tres interrogantes: “¿Vemos más de lo que nos falta o vemos más de lo que ya tenemos gracias a Dios?”; “¿Somos suficientemente confiados en entregarle al Señor lo poco que tenemos para que Él dé gracias a Dios y esperar que el Señor multiplique nuestra ofrenda?”; “¿Disfrutamos la alegría de compartir con nuestros hermanos lo que el Señor nos ha multiplicado?”.

Al concluir, exhortó a la comunidad a ser más optimistas, alegres, libres y generosos, ya que “contamos con la presencia de Jesús”, que está deseoso por ayudar en estas intenciones.+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados