Mons. Martín a los niños rosarinos: “Tenemos que cuidar la vida”

Rosario (Santa Fe) (AICA): En el marco de la 22ª Marcha de los Niños por el Papa, el arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Martín, presidió la eucaristía en la parroquia María Auxiliadora de la ciudad santafesina, el sábado 30 de junio. Exhortó a los niños rosarinos a “cuidar la vida”, de un modo “muy simple”; y los invitó también a “amar al prójimo”.
El sábado 30 de junio las calles de Rosario se poblaron de niños marchando por el Papa, en la 22ª peregrinación organizada por la Acción Católica de Rosario. El arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Martín, presidió la eucaristía en la parroquia María Auxiliadora.

“¿Qué nos trae Jesús?”, preguntó monseñor Martín a los niños durante su homilía, y respondió con dos citas de Jesús en el Evangelio: “El que cree en mi tiene vida eterna”, “Yo he venido para traer vida y vida en abundancia”, afirmó. Y luego continuó preguntándoles “Pero ¿qué vida nos trae? Nos trae la vida de hijos de Dios, la vida divina, la vida de la gracia, la vida que Dios nos dio el día de nuestros bautismos, la vida eterna. ¡Esta es la vida verdadera!”, manifestó.

El arzobispo exhortó a los niños rosarinos a “cuidar la vida”, de un modo “muy simple”: “todos los días tengo que pedir a Jesús que me conserve y acreciente en mí el amor por Él; y no sólo pedirlo por mi sino por los demás”. Y los invitó también a “amar al prójimo”: “Si el prójimo es el que está al lado mío y tengo a Jesús en el corazón, voy a amar sin medidas pero si no tengo a Jesús me nace el hombre viejo, me nace el egoísmo, me nace la violencia, me nace la sed de venganza”.

“Queridos niños, tenemos que empezar desde la raíz, la unión con Jesús, nunca apartarnos de él. Cuanto más unidos a Jesús estemos y unidos entre nosotros en la Iglesia, más frutos de bien vamos a dar para este mundo”, prosiguió.

Recordó el mensaje del papa Francisco a los jóvenes en el II Encuentro Nacional de Juventud y les dijo: “Vivamos con Jesús. Eso nos va a hacer más capaces de cuidar la vida de todos, la vida de los más frágiles, la vida de los más postergados, la vida del prójimo. La vida humana y también la vida del planeta, toda vida.

Al concluir, pidió a la Virgen María a que interceda “para que nunca nos apartemos de Jesús y tengamos esa vida eterna”; y les dijo: “A través nuestro otros pueden encontrarse con Jesús y encontrar esa vida nueva para hacer un mundo más humano, más respetuoso, un mundo que tenga los ojos y la mirada de Jesús sobre todas las personas y cosas”.+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados