Mons. Ñáñez: “La grieta” frustró numerosas oportunidades para la Argentina

Córdoba (AICA): En una entrevista con el periódico La Voz del Interior, el arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos José Ñáñez, se pronunció sobre los temas de actualidad que conciernen a la Iglesia católica. En medio de situaciones sociales “preocupantes”, el prelado expresó su postura.
El arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos José Ñáñez, se pronunció sobre diferentes temas en el marco una entrevista brindada al periódico regional La Voz del Interior. Situación social, Estado laico, y la relación del Papa con la realidad argentina, fueron algunas de las cuestiones sobre las que se expresó.

Consultado sobre el tema social, el prelado consideró que “son situaciones preocupantes las que nos tocan atravesar en el país”, y lamentó que esto sea algo “que se repite cíclicamente”. Muchas veces, señaló, ante estas circunstancias “la tendencia era buscar responsables y, por así decirlo, depositar la culpa de estas situaciones en personas o en grupos. Y me parece que nosotros, como ciudadanos, no terminamos de hacernos cargo de lo que nos pasa. No terminamos de buscar caminos de solución entre todos, en un clima de diálogo”, afirmó.

“Las situaciones que nos tocan vivir sólo las vamos superar cuando todos veamos qué podemos aportar y cómo encarar esas problemáticas. Y eso incluye al Gobierno, a los empresarios, a los sindicatos. Cuando digo el Gobierno me refiero al mundo político como responsable del bien común. A los ciudadanos, también. Y lo que nos toca a nosotros como comunidad eclesial”, añadió.

Sobre la propuesta de un Estado que no aporte a la Iglesia católica y las pretensiones de un “estado laico” que se discuten actualmente, monseñor Ñáñez expresó: “No creo que el nuestro sea un Estado confesional. Otra cosa es que la Constitución diga que la Nación sostiene el culto católico. Pero esto no es lo mismo que decir que tenemos un Estado, lo voy a decir de una manera más terminante, teocrático”. Además, consideró “oportunista” exponer el presupuesto que el Estado destina a la Iglesia.

En cuanto al grado de involucramiento del papa Francisco en los asuntos de la política interna del país, el arzobispo de Córdoba opinó que “él es sensible y seguramente está bien informado”, pero destacó su papel y protagonismo universal, que nosotros “reducimos como si la Argentina fuera el centro del mundo”.

Consultado por su relación con sindicatos o movimientos sociales, explicó que tienen una característica especial: “Esas relaciones están canalizadas a través de lo que llamamos la Comisión Arquidiocesana de la Pastoral Social. He tenido la oportunidad de reunirme con algunos empresarios, por ejemplo, para analizar algunos temas. Y he tenido la oportunidad de reunirme con algunos sindicalistas, y también con representantes de movimientos sociales”, detalló.

El prelado señaló además que, según los pronósticos, los próximos meses van a ser un poco difíciles. “Por un lado, ha habido gestos de solidaridad en momentos difíciles. Eso es una virtud de nuestro pueblo y ojalá que ahora se vuelva a manifestar. Pero, repito: como sociedad no terminamos de hacernos cargo. Tenemos que preguntarnos si los enfrentamientos, esto de la grieta, no han frustrado numerosas oportunidades de nuestro país”, advirtió.+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados