Dublín (Irlanda) (AICA): El Encuentro Mundial de las Familias se está desarrollando en Dublín desde el martes 21 hasta el domingo 26 de agosto con el lema: “El Evangelio de la Familia: Alegría para el Mundo”. Una delegación de la Conferencia Episcopal Argentina, encabezada por la Comisión Episcopal de Laicos y Familia (Celaf), presidida por monseñor Pedro María Laxague, presidente de dicha comisión y obispo de Zárate-Campana, se encuentran allí viviendo los días del encuentro.
El Encuentro Mundial de las Familias se está desarrollando en Dublín desde el martes 21 hasta el domingo 26 de agosto con el lema: “El Evangelio de la Familia: Alegría para el Mundo”. Más de 35 mil familias de todo el mundo están participando del encuentro que se realiza cada tres años. El objetivo principal consiste en celebrar, rezar y reflexionar acerca de la importancia del matrimonio y la familia como piedra angular de nuestras vidas, la sociedad y la Iglesia.

Una delegación de la Conferencia Episcopal Argentina, encabezada por la Comisión Episcopal de Laicos y Familia (Celaf), presidida por monseñor Pedro María Laxague, presidente de dicha comisión y obispo de Zárate-Campana; acompañado por el secretario ejecutivo de la Comisión Episcopal, presbítero Gustavo Antico, el matrimonio compuesto por Dolores y Cristian Saccheri, integrantes del Secretariado Nacional para la Familia, y el matrimonio conformado por Laura y Sergio Pandiani pertenecientes a la diócesis de Zárate-Campana, se encuentran en Dublín, capital de la República de Irlanda, asistiendo al encuentro.

Con la exhortación apostólica Amoris laetitia como uno de los ejes principales para guiar los temas del encuentro, a lo largo de los días se van desarrollando charlas y espacios de puesta en común entre las diversas familias que han asistido.

“Cada tres años, con esperanzas y expectativas, tenemos la oportunidad de vivenciar esta experiencia eclesial expresada en un Congreso Pastoral, caminando juntos con alegría en el abordaje de las múltiples problemáticas y etapas de las familias”, afirman desde la delegación argentina.

La tecnología en el núcleo familiar, como impacto de conflicto en la familia y niños, es otro de los tópicos abordados en las mesas redondas. Del mismo modo, el rol de liderazgo de la mujer a nivel global, el enfoque sustentable de la economía, trabajo y medioambiente, el vínculo de la educación en virtud de alcanzar mejoras a nivel económico-social en las familias soslayando así que se sucumba en la pobreza.

La delegación argentina destacó el trabajo realizado por los obispos participantes “con impronta cercana al pueblo, transmitiendo la universalidad de la Iglesia, potenciando el trabajo a nivel pastoral familiar y trabajando de manera conjunta”.

Se vive un clima de agradecimiento, entre las familias de todo el mundo que, alegres por participar, proclaman una Iglesia globalmente viva en un mutuo acompañamiento con las familias.

Mañana, sábado 25 de agosto, los participantes del encuentro recibirán al papa Francisco, quien visitará al presidente y, por la tarde, estará presente en el llamado “Festival de las Familias”. El domingo 26 por la mañana visitará el Santuario de Knock, y por la tarde, presidirá la misa de clausura en el Parque Fénix de Dublín. Se espera la asistencia de unas 70 mil personas durante el fin de semana.

La diócesis de Quilmes también está presente
El presbítero Daniel Viera, asesor episcopal para el Secretariado de la Familia y párroco de Nuestra Señora del Carmen de Quilmes, también está participando del Encuentro Mundial de las Familias.

En un mensaje a la comunidad, aseguró que, al ser el segundo encuentro organizado bajo la mirada pastoral del papa Francisco, se percibe la “intención pastoral”, en su modo de anunciar el Evangelio de la Familia. Del mismo había ocurrido hace cuatro años en Philadelphia, Estados Unidos.

Mencionó, como característica novedosa, que “todos los talleres y conferencias son presentados por los obispos y cardenales, y expuestos principalmente por matrimonios que desarrollan los temas de manera testimonial”. “Muchos profesionales laicos, matrimonios que anuncian con decisión el Evangelio y se animan a abrir temas de reflexión teológica, con lenguaje sencillo, directo y profundo”, describió el presbítero Viera.

“Se puede apreciar que la vida comprometida de los matrimonios exponentes y de los laicos va a dar a los teólogos mucho material para reflexionar y comprender”, concluyó.+


Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados