Buenos Aires (AICA): Miembros del área familiar de la Junta Nacional de Catequesis participaron en Dublín, Irlanda, del Encuentro Mundial de las Familias, que contó con la presencia del papa Francisco. En su relato sobre la experiencia, los argentinos destacaron el aspecto testimonial del encuentro, que le otorgó un carácter “alcanzable” a la exhortación Amoris laetitia. “La dinámica del amor en la familia nos impulsa a descubrir los signos de los tiempos, ser creativos y firmes a la vez, para seguir mostrando el Evangelio de la familia en la cotidianidad”, señalaron.
El Encuentro Mundial de las Familias, que contó con la presencia de representantes de todo el mundo y con la visita del papa Francisco, llevó hasta Dublín, Irlanda, a miembros del área familiar de la Junta Nacional de Catequesis de la Argentina.

De regreso, los participantes argentinos contaron su experiencia, destacando una característica transversal del encuentro: lo testimonial. La experiencia propia de cada exponente, tanto de las familias como de los arzobispos, cardenales y rabinos señalaron que “la exhortación Amoris laetitia es una realidad alcanzable y no una teoría abstracta”.

“Los testimonios nos demostraron que las Sagradas Escrituras son fundamentales para ayudarnos a descubrir a Cristo en nuestra vida diaria” y que “los frutos de ser guiados por Él en el seno familiar son maravillosos: nos da esperanza y motiva para seguir creciendo en este camino, aún en esta era digital que utilizada conscientemente puede ser una oportunidad, no para que nuestras vidas se vuelvan digitales, sino para llenar lo digital con nuestras vidas, llenas de experiencias concretas” afirmaron.

Otro de los aspectos del encuentro, relataron, fue la inclusión y acompañamiento a los más descartados de la sociedad: migrantes, víctimas de adicciones, de trata de personas, condiciones sexuales diferentes, pobres, y por otro lado, empresarios líderes que hacen de su trabajo un ejemplo evangélico, con una práctica en la dignidad de los trabajadores y distribución equitativa de la rentabilidad.

“La dinámica del amor en la familia nos impulsa a descubrir los signos de los tiempos, ser creativos y firmes a la vez, para seguir mostrando el Evangelio de la familia en la cotidianidad, reconociendo que estamos en un cambio de época, no en una época de cambio. Jesús es el mismo, ayer, hoy y siempre; esa es nuestra fuente y el modo de anunciarlo debe ser creativo”, aseguraron.

Entre las enseñanzas recogidas durante el encuentro, señalaron la importancia de “practicar las virtudes en nuestro hogar, para que se haga una práctica constante, parte de nuestras vidas, haciéndonos libres para desarrollarnos y no dejar que las tendencias ideológicas dirijan nuestras vidas y las de nuestros hijos”.

“La práctica de nuestras virtudes cristianas en nuestros hogares, transmitidas de generación en generación, aun cuando en nuestra generación inmediata no hayamos podido transmitirla con éxito, la podemos hacer como abuelos, sumando en nuestra vida cotidiana la oración y la acción, el encuentro permanente con Cristo en los pequeños actos cotidianos, con sencillez. A veces seremos para ellos la única biblia que leerán… Al decirles que rezamos por ellos todos los días, nuestros nietos comprenderán cuánto los amamos”.

“El encuentro fue una rica fuente de reflexión, que se transforma en alimento indispensable para todas las familias, nos ayuda a descubrir en nuestras propias vida la misericordia de Dios, siendo transformado por ella, y nos llama a la acción concreta para ser misericordiosos, acompañando a todos sin exclusión alguna, diferenciando a la persona de los hechos”, añadieron. Como ejemplo, recordaron lo sucedido en el último tiempo en la Argentina, en cuanto al acompañamiento, la contención y ayuda a las madres que abortaron, sin juzgar a nadie, con una actitud misericordiosa.

Finalmente, citaron al papa Francisco, que durante la misa invitó a “apoyarnos en los sacramentos para no caer en el desaliento y en la tentación de dejar de lado la fe”, e instó a “llevar a las periferias del mundo las palabras de vida eterna, esa es la misión”, concluyeron.+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados