Salta (AICA): La Universidad Católica de Salta (Ucasal) advirtió que el proyecto de ley que votará el Senado “no sólo pretende legalizar el aborto, poniendo en una sola voluntad la decisión, sino que pretende involucrar obligatoriamente a terceros con el respaldo de la fuerza del Estado”. “Compartimos el objetivo de proteger y cuidar toda vida humana, en todas sus etapas. Esto sí merece una ley”, subrayó en una declaración.
La Universidad Católica de Salta (Ucasal) advirtió que “el proyecto de ley con media sanción de la Cámara de Diputados de la Nación no sólo pretende legalizar el aborto, poniendo en una sola voluntad la decisión, sino que pretende involucrar obligatoriamente a terceros con el respaldo de la fuerza del Estado”.

En una declaración titulada “Proteger y cuidar toda vida humana”, en vísperas de la votación en el Senado, la casa de altos estudios salteña recordó que la Constitución Nacional “establece el programa del reconocimiento del derecho a la vida desde la concepción, la asistencia y protección del Estado tanto a la madre como al niño concebido”.

“El esfuerzo social debe ponerse en esta asistencia, y no en buscar la solución de las dificultades, suprimiendo la vida en su etapa de mayor indefensión”, sostuvo, y agregó: “Numerosas personas e instituciones científicas, jurídicas y políticas han argumentado ante los legisladores, exponiendo razones valederas que non han sido refutadas”.

“Como comunidad académica compartimos esas razones y como creyentes sumamos convicciones en el superior interés del niño. Compartimos el objetivo de proteger y cuidar toda vida humana, en todas sus etapas. Esto sí merece una ley”, concluyó.

Texto de la declaración
El proyecto de ley con media sanción de la Cámara de Diputados de la Nación no sólo pretende legalizar el aborto, poniendo en una sola voluntad la decisión, sino que pretende involucrar obligatoriamente a terceros con el respaldo de la fuerza del Estado.

Para entender lo que significa un aborto no hace falta ninguna creencia religiosa. La existencia de un nuevo individuo de la especie humana es una evidencia científica, también accesible a cualquier persona por los medios de diagnóstico hoy disponibles. A este individuo el derecho argentino le reconoce la condición de persona humana y le garantiza la protección de sus derechos, comenzando por el básico que es el de la vida.

La teoría de una protección progresiva o una ponderación del derecho a la vida según la edad de la persona carece de base jurídica y es contraria a la razón con la información del siglo XXI. Pertenece a la historia lejana, la idea de que la condición humana se adquiere con el paso de los meses en la gestación o con el nacimiento.

Es el mismo niño el concebido y el que nace, no hay transformación de especie viviente. Esto no depende de apreciaciones subjetivas ni de la aceptación de alguna voluntad.

Nuestra Constitución Nacional en su art. 75, inc. 22 y 23, establece el programa del reconocimiento del derecho a la vida desde la concepción, la asistencia y protección del Estado tanto a la madre como al niño concebido. El esfuerzo social debe ponerse en esta asistencia, y no en buscar la solución de las dificultades, suprimiendo la vida en su etapa de mayor indefensión.

Numerosas personas e instituciones científicas, jurídicas y políticas han argumentado ante los legisladores, exponiendo razones valederas que non han sido refutadas.

Como comunidad académica compartimos esas razones y como creyentes sumamos convicciones en el superior interés del niño. Compartimos el objetivo de proteger y cuidar toda vida humana, en todas sus etapas. Esto sí merece una ley.+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados