Ayer, martes 31 de julio, se desarrolló la última jornada de debate por el proyecto de legalización del aborto, en las comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Penales, y Asuntos Constitucionales del Senado. Con la participación de 22 expositores, fueron 10 los que defendieron la vida con claros argumentos.

El constitucionalista de la Academia Nacional de Derecho, Alfonso Santiago, dijo que el proyecto es “gravemente inconstitucional”: “El proyecto autoriza la muerte de seres humanos inocentes e indefensos y pulveriza el derecho a la vida de la persona por nacer”. Repasó artículos de la Convención de los Derechos del Niño y señaló: “Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”.

Por su parte, Alberto Bianchi, también constitucionalista, advirtió que “acá hay apreciaciones personales, pero la constitucionalidad del proyecto no se mide por esas concepciones”. Indicó que el nombre del proyecto ‘interrupción voluntaria del embarazo’, “implica la aceptación de la existencia de la vida humana que es un presupuesto del embarazo”. “El régimen de objeción de conciencia también es inconstitucional, es discriminatorio porque obliga a llevar un registro de objetores”, manifestó.

Débora Ranieri, doctora en Ciencias Jurídicas por la Academia de Ciencias Morales y Políticas, pidió el rechazo total “porque no se puede enmendar el daño que provocaría la ley”. Y sostuvo: “No puede un interés o libertad personal destruir el derecho de otro”.

Con el testimonio de la legalización del aborto en México, Jorge Serrano, fundador de los Centros de Ayuda a la Mujer embarazada en su país, aseguró que “el aborto es un negocio”. Relató su testimonio trabajando con abortos y lo definió como “la práctica más brutal y salvaje”.

El ex ministro de Justicia y ex legislador nacional, Jorge Vanossi, mencionó que “la concepción es la acción de concebir y el momento en que se comienza a tener un hijo en el útero”. Y definió el aborto como el hecho de “reducir el valor de una persona a una cosa”. “Desde la concepción ya es un hombre, un ser humano, un sujeto de derecho. No es un hombre futuro, es un hombre presente”, ratificó.

El plenario de comisiones del Senado emitirá hoy un dictamen para que la ley luego pueda ser votada en el recito el miércoles 8 de agosto. Para que haya dictamen de mayoría, se debe contar con el apoyo de la mitad más uno de los miembros, es decir 27 firmas.+

Resumen de las exposiciones a favor de la vida a cargo del Boletín Notivida

Verónica Camargo (mamá de Chiara Páez): “El de mi hija fue el crimen que disparó las manifestaciones de NiUnaMenos”. Narró que Chiara estaba asustada por el embarazo y ella también. “No continuó con la gestación por el deseo de ser madre a los catorce años, ella sabía que a la vida que tenía en su vientre había que respetarla”. “El novio y su familia la mataron a golpes y la enterraron en el patio de su casa”. “La noticia de su hallazgo causó indignación en todo el país”. “Una ola de tuits en torno a una consigna, un grito contra la muerte y la violencia. Así fue cómo comenzó el NiUnaMenos en el del 2015, ese del que me sentí parte”. “Ese NiUnaMenos sigue teniendo vigencia, al menos en Rufino. Porque sigue siendo un pedido de justicia y de responsabilidad a los políticos y a los jueces”. “La vida se debe respetar siempre”. “Me duele ver que en Buenos Aires se equipara el NiUnaMenos con el aborto”. “Somos muchas las mujeres que defendemos las dos vidas”. “El NiUnaMenos también comenzó con la muerte de mi nieto”. “Tenemos que defender las dos vidas, la de la mamá y la del bebé”.

Guadalupe Batallán (FJ): Tiene 20 años, egresó del Nacional Buenos Aires y estudia medicina. “El proyecto de ley no sólo tiene fallos técnicos y de implementación incorregibles. No sólo se funda en premisas falsas, sino que además destruye los principios éticos más importantes de la humanidad”. “Hay mujeres de mi edad que son madres sin saber leer”. “La legalización del aborto no resuelve la falta de educación, ni la pobreza”. “Legalizar el aborto es el fracaso de la política”. Habló de la IPPF y de sus orígenes. “Margaret Sanger, su fundadora, sostuvo durante toda su vida que la eugenesia es aceptable”. “La IPPF invirtió millones de dólares en esta campaña”.

Chinda Brandolino (Médica): “Soy forense y he recogido en las palanganas de los hospitales los restos de los bebés abortados”. “En el estudio de la demografía encontré el origen de esta práctica promovida desde los altos centros del poder mundial”. Habló del informe Kissinger y de las conferencias de Población y Desarrollo que se realizaron entre el 74 y el 94. Describió los intereses de EEUU en los recursos de los países en vía de desarrollo, destacando que ocultan los objetivos demográficos en los planes de salud. Retrucó mitos abortistas: “La primera causa de muerte en Argentina son los partos mal atendidos”. “La legalización del aborto aumenta el número de abortos”. “En Argentina no puede haber 500.000 abortos al año”. “El aborto no es una emergencia sanitaria”. “No hace falta legalizar el aborto para reducir la mortalidad materna”. “El aborto implica una invasión en el cuerpo de la mujer que nunca es segura”.

Carolina De La Fuente (Psicóloga especializada en Síndrome Post-Aborto): “El aborto niega la existencia de un hijo”. “Ese hijo deja una huella en la madre”. “Hay un vínculo emocional madre/hijo”. “Desde la concepción, se dispara el proceso de embarazo, en el que madre e hijo se involucran en lo biológico recíprocamente”. “El embarazo es un proceso psicofísico porque todo lo biológico tiene un correlato emocional”. “Y ese registro biológico y emocional se sacará a la luz, en algún momento de la vida, a través de variados síntomas”. “Los mecanismos de defensa de la mujer que aborta son la deshumanización, la negación y la racionalización”. “La muerte del hijo es traumática, por eso a partir del aborto, aparecen síntomas de depresión, apatía, cansancio, desgano, tristeza, incluso dolores físicos”. “Puede aparecer el síndrome del aniversario o las fobias. La muerte fue violenta y el aborto produce una descarga masiva de
agresividad”.

Alfonso Santiago
(Constitucionalista, Academia Nacional de Derecho): “El proyecto en consideración es gravemente inconstitucional. Debe ser rechazado”. “Desconoce el principio de la igual e inviolable dignidad de la persona humana”. “Cada persona es un fin en sí misma, es alguien. No algo. Una democracia no admite ciudadanos de segunda categoría cuya dignidad se considera inferior a la del resto y cuyos derechos no merezcan igual protección que los del resto de las personas”. “Los derechos humanos que manan de esa dignidad son inviolables”. “El proyecto desconoce esa dignidad al legitimar su eliminación”. “La doctrina de la personificación progresiva, que algunos han sostenido acá, es incompatible con nuestra Constitución Nacional”. “El proyecto autoriza la muerte de seres humanos inocentes e indefensos”. “Pulveriza el derecho a la vida de la persona por nacer”. Repasó artículos de la Convención de los Derechos del Niño en las condiciones de su vigencia. “No es válido en nuestro derecho aniquilar el derecho a la vida de las personas por nacer en pos de otro objetivo. La persona humana y el niño por nacer no pueden ser utilizados como mero medio para cumplir la voluntad o el deseo de otra persona”. “Nunca es jurídicamente válida la esclavitud, ni la tortura. Y nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”. “La protección de un grupo vulnerable debe ser atendida, de modo particular, legislativa y judicialmente”. “Los senadores representan a las provincias y hay trece textos constitucionales que garantizan expresamente el derecho a la vida”.

Pablo Garat (Abogado, Fundación Civilidad): “Se ha hablado mucho de la mujer, que es el centro del Universo y de la Creación. Pero la mujer también le tiene que dejar lugar al otro 50%”. “La mitad de los niños por nacer eliminados también son mujeres”. “El interés superior de la niña está absolutamente tutelado también como derecho absoluto por nuestro orden constitucional”. “El proyecto consagra un derecho absoluto a eliminar a la persona por nacer”. “Transformamos un delito en un derecho absoluto”. “Las provincias no han delegado las políticas en materia de salud pública y educación sexual”. “La educación sexual se debe transmitir respetando las pautas culturales de cada provincia”. “El federalismo no tolera esta norma”. Remató recordando a dos mujeres: Pandora -la que abrió la caja y dejó salir todos los males pero dejó la esperanza adentro- y la madre Teresa de Calcuta que pidió que no los aborten que le dieran los niños a ella.

Débora Ranieri (Dra. en Ciencias Jurídicas, Academia de Ciencias Morales y Políticas): Anticipó su rechazo absoluto al proyecto. Pidió rechazo total, “porque no se puede enmendar el daño que provocaría la ley”. Recordó el juramento hipocrático y también el que hicieron los senadores como “defensores y custodios de la Constitución”. “El núcleo de la inconstitucionalidad del proyecto es la declaración interpretativa que hizo Argentina al ratificar la Convención de los Derechos del Niño”. “No puede torcerse su literalidad con interpretaciones ideológicas”. “Otros estados, por el contrario, a la hora de ratificar esa Convención realizaron una declaración que les permite compatibilizar el tratado con la legalización del aborto. Son estados que ya tenían legalizado el aborto”. “Las recomendaciones de los comités de seguimiento no son jurídicamente vinculantes”. Resaltó diferencias entre recomendaciones hechas por el comité de los Derechos del Niño a nuestro país y a otros estados con legislación más restrictiva o con aborto selectivo. “Toda ley que rige las conductas humanas tiene una causa ejemplar”. “El derecho es lo justo, lo que le corresponde a cada uno por su justa naturaleza. Al por nacer le corresponde nacer y a la madre dejarlo nacer. No puede un interés o libertad personal destruir el derecho de otro”. Propuso alternativas a la legalización del aborto.

Jorge Serrano (Fundador de los Centros de Ayuda a la Mujer embarazada en México): “En once años se realizaron 185.093 abortos legales en la Ciudad de México”. “Entran al abortorio dos personas, en el quirófano hay dos pacientes -la madre y el hijo- y se realiza la intervención más brutal y salvaje: dilatan el cuello, una cucharilla y arrancan una pierna, la otra, el cuerpo. Resultado: un cadáver. Queda un niño o niña en el quirófano”. “En febrero de 2008 murió una joven que fue a abortar acompañada de su madre. Hay más de 38 mujeres que han perdido la vida por estos abortos”. “El misoprostol no disminuye los riesgos del aborto, tampoco se disminuyó el clandestinaje, porque está prohibido después de la semana 12”. “El aborto es un negocio, se cobra alrededor de 400 dólares por aborto”. “Los daños emocionales son terribles nosotros atendemos por año alrededor de 620 mujeres que sufren las secuelas del aborto. Ponemos un stand al lado de la puerta del hospital y damos alternativas de vida: ofrecemos hospedaje y asistencia”. “No repitan la experiencia de México, construyan una Argentina que ame a la mujer, a su hijo y a las familias”.

Alberto Bianchi (Constitucionalista): “Hay dos inconstitucionalidades estructurales en el proyecto”. “Impone la pena capital sin juicio previo al inocente y condena al profesional que dilata, niega u obstaculiza la práctica dentro de las primeras 14 semanas de gestación. Y después de esa fecha, es responsable penalmente quien lo practica”. “Es decir que un mismo hecho puede ser tanto un delito como una obligación legal con apenas un día de diferencia”. “Es un proyecto de ley unitario que afecta el régimen federal de gobierno”. “Recordemos que la Constitución establece que existe vida humana desde la concepción. Acá hay apreciaciones personales, pero la constitucionalidad del proyecto no se mide por esas concepciones”. “La denominación ‘interrupción voluntaria del embarazo’ implica la aceptación de la existencia de la vida humana que es un presupuesto del embarazo”. “El régimen de objeción de conciencia también es inconstitucional, es discriminatorio porque obliga a llevar un registro de objetores. Si se persiguiera sanamente el objetivo del proyecto debería haber un registro de no objetores”. “También se discrimina a las instituciones que brindan servicios de salud”. “Todos los que están comprendidos dentro del personal de salud están obligados por esta ley”. “El proyecto produce un derecho a abortar en caso de relaciones consentidas”. “En el caso de salud social se pone a la vida humana por debajo de los intereses económicos. La pobreza no puede paliarse eliminando a los niños pobres”.

Jorge Vanossi (Ex Ministro de Justicia, ex legislador nacional): Habló del Protocolo adicional de la CEDAW, “un tema enviado al Senado en 2001, retirado en 2002 por el Poder Ejecutivo y vuelto a mandar en 2007”. “La CEDAW tiene un comité vigilante que hace una discriminación entre los estados que tienen el aborto legalizado y los que no”. Recordó su participación cuando se debatió el Protocolo de la CEDAW en el Congreso y los motivos por los que lo rechazó. “La concepción es la acción de concebir y el momento en que se comienza a tener un hijo en el útero. Con el aborto hay una vida tronchada”. “El aborto es reducir el valor de una persona a una cosa. Desde la concepción ya es un hombre, un ser humano, un sujeto de derecho. No es un hombre futuro, es un hombre presente”. “Hay caminos que no han sido utilizados que se podrían haber empleado al comenzar con este tema, como la consulta popular”. “El proyecto con media sanción de Diputados está plagado de inconstitucionalidades”. “La Constitución contiene un mandato al legislador: la protección del niño y de la madre desde el embarazo, durante el embarazo y en el tiempo de la lactancia”.+

Let's block ads! (Why?)

0 comentarios agregados